Alteraciones conductuales y relacionales

Corresponden a modos relacionales que interfieren en los vínculos sociales y familiares y alteran el entorno del niño o el adolescente, pudiendo expresarse como conducta negativista, oposicionista o excesiva timidez y sumisión. Habitualmente se observa dificultad para reconocer a las figuras de autoridad, acatar normas y respetar los límites contextuales. Las alteraciones conductuales suelen acompañarse de dificultad para adaptarse adecuadamente al contexto escolar y social y para lograr una adecuada disposición al aprendizaje.